Espa˝ol 
English 
Franšais 
Página principal
Quiénes somos
Artículos
Comunicados de prensa
Documentos
Proceso organizativo en los países
Ejes Temáticos
Galerías de fotos
Enlaces
Contactos

Quito 1990
Temoaya 1993
Primera Cumbre
Segunda Cumbre
Argentina 2005
La Paz 2006
Tercera Cumbre


Archivo Abya Yala / Abya Yala Archive 

Aucán Huilcamán Paillama, Estados Plurinacionales (Marzo 2009)Nahuacalli

Mensaje a Abya Yala Norte

Nohuanyolqueh,

En vista de la IV Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas del Abya Yala a realizarse en Puno, Perú Mayo 27-31, 2009, proponemos complementarnos con consultas regionales desde los territorios del Abya Yala Norte, por vía de las organizaciones y Consejos Tradicionales de la Naciones de los Pueblos Indígenas para consolidar nuestras prioridades a tomar posición colectiva en la IV Cumbre de Puno, Perú.

Proponemos que hagamos el esfuerzo de reconocer nuestra región de Abya Yala Norte, con una integridad de compromiso ante la tarea colectiva de la descolonización de la región, clarificando que la región de Abya Yala Norte no reconoce la división de lealtades entre los indígenas de habla castellano y ingles, siendo esta otra frontera falsa de la colonización de nuestro continente entero de Abya Yala.

Proponemos que dialogamos como prioridad sobre el tema de la renegociación del NAFTA - Tratado de Libre Comercio (Canadá-EEUU-México) para consolidar una posición regional ante la IV Cumbre Continental Indigena:

NO RENEGOCIACION SIN LA DECLARACION.

NO se reconoce la legitimad de cualquier acuerdo renegociado sin que estos tres gobiernos estados impuestos sobre el territorio de Abya Yala Norte ratifiquen la Declaración Sobre los Derechos de Los Pueblos Indígenas adoptada por la ONU el 13 de septiembre de 2007, y que mecanismos de implementación de la Declaración serán realizados desde el rango local hasta lo nacional, internacional, y por toda la región de Abya Yala Norte.

Retomamos los compromisos mutuos entregados en la trayectoria del Primer Encuentro Continental Indigena de Quito 1990; el Segundo Encuentro Continental de Temoaya, Mexico 1993; La Primera Cumbre Continental Indigena de Teotihuacan 2000; la Segunda Cumbre Continental Abya Yala ,Quito 2004; la Cumbre Mar de Plata, Argentina 2005; y la Tercera Cumbre Abya Yala de Iximche, Guatemala 2007.

Sin memoria, el movimiento no hace historia.

NAHUACALLI
Embajada de los Pueblos Indígenas
c/o TONATIERRA
Tel: (602) 254-5230
P.O. Box 24009 Phoenix, AZ 85074
Email: chantlaca@tonatierra.org
www.tonatierra.org

http://www.cumbrecontinentalindigena.org

Message to Abya Yala North

Nohuanyolqueh,

In view of the IV Continental Summit of Nations and Pueblos of Indigenous Peoples Abya Yala set to take place in Puno, Peru May 27-31, 2009 we propose to engage in complementary regional consultations across the region of Abya Yala North via the organizations and Traditional Councils of the Nations and Pueblos of Indigenous Peoples in order to consolidate our priorities to take as collective positions to the IV Summit of Puno, Peru.

We propose that we make the effort to recognize our region of Abya Yala North with integrity and a common commitment to the collective task of decolonization of the region, clarifying that the Region of Abya Yala North does not recognize the division of our loyalties between Indigenous Peoples who may speak either Castilian or English, this being another false boundary resulting from the colonization of our entire continent of Abya Yala.

We propose that to activate a priority dialogue across Abya Yala North on the issue of the renegotiation of NAFTA – Tratado de Libre Comercio (Canada-USA-Mexico) in order to consolidate a united regional position at the Fourth Continental Indigenous Summit:

NO RENEGOTIATION WITHOUT THE DECLARATION.

No renegotiated agreement between the government states imposed upon the territories of Abya Yala North can be considered legitimate until these three countries ratify the Declaration on the Rights of Indigenous Peoples adopted by the UN on September 13, 2007, and mechanisms for implementing the Declaration are realized from the local level to the national, internationally and throughout the region of Abya Yala North.

We reaffirm our mutual commitments made along the trajectory of the First Continental Encounter of Indigenous Peoples in Quito, 1990; the Second Continental Encounter of Temoaya, Mexico 1993; The First Continental Indigenous Summit of Teotihuacan 2000; the Second Continental Summit Abya Yala, Quito 2004; the Summit of Mar de Plata, Argentina 2005 and the Third Summit of Yala Abya Iximché, Guatemala in 2007.

A movement without memory makes no history.

NAHUACALLI
Embassy of the Indigenous Peoples
c/o TONATIERRA
Tel: (602) 254-5230
P.O. Box 24009 Phoenix, AZ 85074
Email: chantlaca@tonatierra.org
www.tonatierra.org

Archivo de Abya Yala
http://www.cumbrecontinentalindigena.org


Iximche'

Lima, 24 de febrero de 2009.

Estimad@s herman@s:

El proceso hacia la IV Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas está en marcha. Ésta se reunirá del 27 al 31 de mayo en Puno, Perú, y diversos encuentros preparatorios y pre-cumbres han definido ya los ejes temáticos y los subtemas de cada uno de ellos.

En ese contexto, nos dirigimos a ustedes para invitar a sus organizaciones e instituciones, así como a los intelectuales comprometidos con los derechos indígenas, a inscribirse como responsables de la organización de las mesas de trabajo de cada uno de los subtemas de los ejes temáticos. Para ello, adjuntamos a la presente el documento de convocatoria que contiene toda la información al respecto.

Los criterios para conformar cada una de las comisiones encargadas de los subtemas son:

  1. El marco de debate y construcción de propuestas es el ejercicio de derechos de los Pueblos Indígenas.
  2. En cada comisión y en la selección de los ponentes debe haber participación equitativa de hombres y mujeres.
  3. En cada comisión y en la selección de los ponentes debe haber representatividad de las organizaciones indígenas / instituciones de todo el continente: norte, centro y sur del Abya Yala. En el caso del sur, del ande y de la amazonía.
  4. Los intelectuales indígenas o que trabajan los temas desde la perspectiva de los derechos indígenas pueden participar tanto en la organización como en las ponencias de las mesas de trabajo.
  5. La organización de cada mesa de trabajo, correspondiente a cada subtema, comprende la sistematización de las conclusiones que serán llevadas a la Plenaria de la Cumbre.

Las inscripciones se realizan al correo electrónico ivcumbreabyayala@gmail.com. El plazo máximo es el miércoles 15 de abril.

Fraternalmente,

Miguel Palacín Quispe
Coordinador General CAOI

http://www3.minkandina.org/Noticias/Peru/26.html


Cumbre Continental de los Pueblos y Nacionalidades Originarias Indígenas (Lima, Perú, 12 y 13 de mayo de 2008)

Perú: Declaración de los hijos de la tierra (Perú, 13 de mayo de 2008)

Marc Becker, “Third Continental Summit of Indigenous Peoples and Nationalities of Abya Yala: From Resistance to Power,” Latin American and Caribbean Ethnic Studies 3, no. 1 (March 2008): 85–107.


Mandato de los Pueblos y Naciones Indígenas Originarios a los Estados del Mundo


Chimoré, Cochabamba - Bolivia, 12 de octubre del 2007

Desde el corazón de América del Sur a los 12 días del mes de octubre de 2007, los delegados y delegadas de los pueblos y naciones indígenas originarias del mundo, reunidos en el Encuentro Mundial: “Por la Victoria Histórica de los Pueblos Indígenas del Mundo”, para celebrar la aprobación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, expresamos nuestra palabra:

Que a 515 años de opresión y dominación, aquí estamos, no han podido eliminarnos. Hemos enfrentado y resistido a las políticas de etnocidio, genocidio, colonización, destrucción y saqueo.

La imposición de sistemas económicos como el capitalismo, caracterizado por el intervencionismo, las guerras y los desastres socio-ambientales, sistema que continúa amenazando nuestros modos de vida como pueblos.

Que como consecuencia de la política neoliberal de dominación de la naturaleza, de la búsqueda de ganancia fácil de la concentración del capital en pocas manos y la irracional explotación de los recursos naturales, nuestra Madre Tierra está herida de muerte, mientras los pueblos indígenas seguimos siendo desalojados de nuestros territorios. El planeta se está recalentando. Estamos viviendo un cambio climático sin precedentes, donde los desastres socioambientales son cada vez más fuertes y más frecuentes, donde todos sin excepción somos afectados y afectadas.

Que nos asecha una gran crisis energética, donde la Era del Petróleo está por concluir, sin que hayamos encontrado una energía alternativa limpia que la pueda sustituir en las cantidades necesarias para mantener a esa civilización occidental que nos ha hecho totalmente dependiente de los hidrocarburos.

Que esta situación pueda ser una amenaza que nos dejará expuestos al peligro que las políticas neoliberales e imperialistas desaten guerras por las últimas gotas del llamado oro negro y el oro azul, pero también pueda darnos la oportunidad de hacer de este nuevo milenio un milenio de la vida, un milenio del equilibrio y la complementariedad, sin tener que abusar de energías que destruyen a la Madre Tierra.

Que tanto los recursos naturales como las tierras y territorios que habitamos son nuestros por historia, por nacimiento, por derecho y por siempre, por lo que la libre determinación sobre éstos es fundamental para poder mantener nuestra vida, ciencias, sabidurías, espiritualidad, organización, medicinas y soberanía alimentaría.

Que empieza una nueva era impulsada por los pueblos indígenas origina¬rios, dando luz a los tiempos de cambio, a los tiempos de Pachakuti, en tiempos de la culminación del Quinto Sol.

Que saludamos la aprobación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que es esencial para su supervivencia y bienestar de los mas de 370 millones de indígenas, en alrededor de 70 países del mundo. Luego de más de veinte años de lucha, da respuesta a nuestra demanda histórica de libre determinación de los pueblos y el reconocimiento de los mismos y los derechos colectivos.

La Declaración aprobada contiene un conjunto de principios y normas que reconocen y establecen en el régimen normativo internacional, los derechos fundamentales de los Pueblos Indígenas, los cuales que deben ser la base de la nueva relación entre los Pueblos Indígenas, los Estados, las sociedades y cooperación en todo el mundo. Por lo tanto, además de otros instrumentos jurídicos relativos a los derechos humanos ya existentes, la Declaración, es la nueva base normativa y práctica para garantizar y proteger los derechos indígenas en diversos ámbitos y niveles.

Exhortamos a los países miembros de las Naciones Unidas y alentamos a los pueblos indígenas que den cumplimiento y práctica a este importante instrumento de significación histórica. Censuramos a los gobiernos que votaron en contra de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y condenamos la doble moral.

Que nos comprometemos a respaldar el histórico esfuerzo liderado por el hermano Evo Morales, Presidente de los Pueblos Indígenas de Abya Yala, en la construcción de un nuevo Estado plurinacional. Ante cualquier amenaza interna o externa, estaremos vigilantes de lo que suceda en Bolivia y pedimos a los pueblos del planeta brinden su apoyo y solidaridad a este proceso, que debe servir de ejemplo para que los Pueblos, Naciones y Estados del mundo continuemos por esta misma senda.

Por tanto, los Pueblos y Naciones Indígenas del mundo exigimos a los Estados cumplir los siguientes mandatos:

1. Construir un mundo basado en la Cultura de la Vida, en la identidad, filosofía, cosmovisión y espiritualidad milenaria de los pueblos indígenas originarios, aplicando los conocimientos y saberes ancestrales, consolidando procesos de intercambio y hermandad entre las naciones y respetando la autodeterminación.

2. Asumir decisiones nacionales e internacionales para salvar a la Madre Naturaleza de los desastres que está provocando el capitalismo en su decadencia, que se manifiesta en el calentamiento global y la crisis ecológica; reafirmando que la cultura indígena originaria es la única alternativa para salvar nuestro planeta tierra.

3. Sustituir los actuales modelos de desarrollo basados en el capitalismo, en la mercancía, en la explotación irracional de la humanidad y los recursos naturales, en el derroche de energía y en el consumismo, por modelos que coloquen a la vida, a la complementariedad, a la reciprocidad, al respeto de la diversidad cultural y el uso sustentable de los recursos naturales como las principales prioridades.

4. Aplicar políticas nacionales sobre Soberanía Alimentaria como base principal de la Soberanía Nacional, en la cual la comunidad garantiza tanto el respeto a su propia cultura como espacios y modos propios de producción, distribución y consumo en equilibrio con la naturaleza de alimentos sanos y limpios de contaminación para toda la población, eliminando el hambre, porque la alimentación es un derecho para la vida.

5. Repudiar los planes y proyectos de la generación de energía como el biocombustible, que destruyen y niegan el alimento a los pueblos. Asimismo condenamos la utilización de semillas transgénicas porque acaba con nuestras semillas milenarias y nos obliga a depender de la agroindustria.

6. Valorar y revalorizar el papel de la mujer indígena originaria como vanguardia de las luchas emancipatorias de nuestros pueblos bajo principios de dualidad, igualdad y equidad de la relación hombre mujer.

7. Asumir la Cultura de la Paz y la Vida como guía para resolver los problemas y conflictos del mundo, renunciando a la carrera armamentista, e iniciar el desarme para garantizar la preservación de la vida del planeta.

8. Asumir transformaciones legales justas necesarias para construir sistemas y medios de comunicación e información que estén basados en nuestra cosmovisión, espiritualidad y filosofía comunal, en la sabiduría de nuestros antepasados. Garantizar el reconocimiento al derecho a la comunicación e información de los pueblos indígenas.

9. Garantizar el respeto y derecho a la vida, a la salud y la educación intercultural bilingüe, construyendo políticas en beneficio de los pueblos y naciones indígenas originarias.

10. Declarar como derechos humanos el agua, por ser un elemento vital y un bien social de la humanidad, que no debe ser objeto de lucro. Asimismo, impulsar el uso de energías alternativas que no amenacen la vida del planeta, garantizando de esta manera el acceso a todos los servicios básicos.

11. Resolver de manera corresponsable las causas de la migración entre países, asumiendo políticas de libre circulación de personas para garantizar un mundo sin fronteras donde no exista discriminación, marginación y exclusión.

12. Descolonizar las Naciones Unidas, y trasladar su sede a un territorio que dignifique y exprese las justas aspiraciones de los Pueblos, Naciones y Estados del mundo.

13. No criminalizar las luchas de los pueblos indígenas, ni satanizar o acusarnos de terroristas, cuando los pueblos reclamamos nuestros derechos y planteamientos de cómo salvar la vida y la humanidad.

14. Liberar de manera inmediata a líderes y lideresas indígenas encarcelados en las diferentes partes del mundo; principalmente a Leonard Peltier en Estados Unidos.

La lucha no se detiene, se acabó el resistir por resistir, llegó nuestro tiempo. Proclamamos el 12 de octubre “día de inicio de nuestras luchas para salvar a la Madre Naturaleza”.

Desde nuestras familias, hogares, comunidades, pueblos, estando o no estando en el gobierno de nuestros países, nosotros mismos decidimos y encaminamos nuestros destinos, nosotros mismos asumimos la voluntad y responsabilidad del Vivir Bien que nos han legado nuestros ancestros, para irradiar desde lo más sencillo y simple a lo más grande y complejo, para construir de manera horizontal y entre todas, todos y el todo, la cultura de la paciencia, la cultura del diálogo y fundamentalmente la Cultura de la Vida.

Por los muertos, héroes y mártires que abonaron nuestras vidas, por sus utopías y anhelos, fortalezcamos nuestra identidad, nuestros procesos organizativos y nuestras luchas hasta lograr construir la unidad de los pueblos del mundo y volver al equilibrio, salvando a la vida, a la humanidad y el planeta tierra.

Ratificamos nuestro apoyo al hermano Evo Morales para Premio Nobel de la Paz, por su permanente e incondicional entrega de servicio al bien por la humanidad, los pueblos, el planeta y la paz mundial.


 

Secretaría Cumbre Continental de Pueblos y Organizaciones Indígenas
2da. Avenida 12-53 zona 1 telefax. 22204847-22320672 E-mail waqibkej@turbonett.com
Pagina Web: www.cumbrecontinentalindigena.org

COMMUNICATIONS NORTH:
NAHUACALLI
C/o TONATIERRA  PO BOX 24009  Phoenix AZ 85074
Tel: (602) 254-5230  Email: chantlaca@aol.com

Colaboración técnica
NativeWeb

www.nativeweb.org